martes, 9 de mayo de 2017

Capítulo 6 CCLC 2.5

Prologo CCLC 2.5

—¿Qué quieres decir?, no puedes pedirme algo así, Mario.

—No, no puedes pedirme a mí, que acepte ese bebé y olvide mi futuro y mis sueños.

—¡Es nuestro bebé! —grito, las lagrimas comienzan a descender por mis mejillas. Escucho mi corazón rompiéndose en mil pedazos y el pánico tomar el control de mi cuerpo—. No puedes dejarme sola.

—Es tu problema, no mío. Te pregunté si estabas segura. —Su rostro se vuelve hacia la carretera, la gente a nuestro alrededor pasa sin darnos una mirada. Probablemente pensaran que son dos adolescentes con su drama. Si tan solo supieran.

— ¡Y lo estaba! Dijiste que me amabas —susurro, mi respiración se vuelve superficial y el dolor de cabeza que empezó esta tarde, cuando vi la maldita franja rosa en la prueba de embarazo, aumenta.

—Pues ya no, no después de que te embarazaras, no ahora que intentas acabar con mi futuro.

—¡Yo no sabía que podía embarazarme la primera vez! Y tú, se supone que tú lo sabías todo.

Trato de tomar de su camisa, de acercarme y probar si todo lo que dijo e hizo por mí antes, está ahí. Él dijo que me amaba, que yo era su primera y única, que no había nadie como yo y me seguiría a cualquier lugar.

—Pues no, no lo sabía —gruñe y se acerca a mí, mis ojos húmedos se encuentran con los fríos e iracundos suyos—. No se te ocurra perseguirme por ahí o correr a llorar hacia mis padres. No quiero saber nada de ese bebé ni de ti.

—Mario…

—¡Qué no Rosa! —grita y me empuja, pierdo el equilibrio y caigo al suelo—. Aléjate de mí, es la primera y ultima advertencia. —Un sollozo se me escapa y trato de cubrirlo con mi mano.

Sus amigos, que estaban alejados de nosotros para darnos privacidad, se acercan. Me miran en el suelo, llorando y temblando, luego a Mario que sigue dándome una mirada de desprecio.

—¿Qué sucede, amigo? —pregunta Oscar, se acerca para darme una mano y trato de tomar la suya, pero las siguientes palabras de Mario, cortan profundo dentro de mí y destruye todo.

—Nada, sólo que la gordita quiere repetir un poco de lo que le di —dice con sorna, sus amigos se ríen, excepto Oscar, que le da una mala mirada—. Pero no entiende que, por muy buena follada que sea, a mí no me van las gordas.

Jadeo, el dolor, la vergüenza y la humillación destrozando todo en mí. Oscar me levanta y veo que su boca se mueve, diciéndome algo, no lo escucho. Estoy demasiado dolorida y humillada para prestar atención a otra cosa que no sean las palabras hirientes de Mario y su sonrisa engreída. Otro sollozo se escapa de mí, y veo a sus amigos reír de nuevo y darle palmadas en su espalda. Me giro y corro, tratando de alejarme del monstruo que juró amarme y a quien me entregué sin pudor y sin reservas.

Las lágrimas bañan mi rostro y nublan mi visión, pero no dejo de correr, no dejo de sollozar y no dejo de escuchar las palabras de Mario y las burlas de sus amigos, fui tan tonta, tan ingenua, tan estúpida. Me tragué su mentira enterita, le creí todo y le di todo de mí, fui demasiado fácil, demasiado sencillo.

Sigo corriendo por las calles y casi me estrello con algunas personas a mi paso apresurado, mi corazón late rápidamente y me siento sin aliento cuando llego a la puerta de mi casa.

Tomo varias respiraciones, tratando de reponerme, detrás de esa puerta están las otras dos personas a quien debo decirles lo que sucede, lo que no estoy segura es de cuánto daño también me harán ellos, y de si mi corazón soportará otra puñalada más.

Dentro están aquellos que pueden decidir que será de mí, y de la criatura que llevo dentro.

En casa están mis padres, los seres que nunca han dejado de esconder cuan decepcionados están de mí, de que no sea su hija perfecta…

Y justo ahora voy estoy a punto de darles una decepción más.

Su hija, quien hace poco cumplió catorce años, está embarazada. 

Si quieres seguir leyendo esta pequeña historia, haz clic aquí


 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por visitar mi blog y tomarse el tiempo de leer mis historias. Besos!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme en g+

Me visitan desde:

Ingresa al grupo y/o contáctame por mail si tienes alguna duda.










div id="fb-root">
 

Maleja Arenas (Autora) Template by Ipietoon Cute Blog Design and Bukit Gambang